Como cultivar hidroponicos

by admin on November 7, 2012

PASOS PARA CULTIVOS:

Recientemente se ha despertado un gran interés en el desarrollo de cultivos hidropónicos ya sea a nivel casero o comercial. Las personas tienden a pensar en el cultivo hidropónico como una alternativa sencilla y económica al cultivo en tierra pero pronto se dan cuenta de que esta forma de cultivo implica la adquisición de una gran cantidad de conocimiento y una sustancial inversión económica. Debido a que el cultivo hidropónico es vulnerable a una gran cantidad de problemas – que no se pueden manejar efectivamente sin conocimiento – sumado a que los costos de instalación son en el mayor de los casos sustanciales, es necesario prepararse muy bien a la hora de empezar un cultivo sin suelo.

Sin embargo esto no quiere decir que realizar un cultivo hidropónico sea excesivamente difícil o fuera del alcance de la mayoría de las personas pero sí se requiere un nivel importante de preparación y seguimiento de cierto orden a la hora de evaluar la viabilidad de dicha empresa. En los siguiente párrafos encontrarán algunos de los pasos más importantes que se deben llevar a cabo a la hora de empezar un cultivo hidropónico de cualquier índole. El seguir estos pasos no marcará el éxito de un cultivo pero el no llevarlos a cabo pondrá cualquier intento de obtener buenos resultados en una pésima situación.  Estos son los pasos que se deben llevar a cabo a la hora de planear cualquier cultivo hidropónico :

1. Escoger la planta que se va a cultivar : El primer paso – y sin duda el más importante – es escoger la especie de planta que se desea cultivar. La elección de la planta determina en gran medida el posible éxito o fracaso de un cultivo hidropónico ya que se debe escoger una especie que se desarrolle correctamente en el ambiente que se tiene disponible. No es viable cultivar tomate a una altura de 3000 metros y tampoco lo es cultivar lechuga cuando la temperature media es de 28°C. Hay que conocer las condiciones en las que se va a cultivar y escoger plantas que sean adecuadas para dichas circunstancias.

2. Determinar el sistema de cultivo : El segundo paso requiere determinar que sistema de cultivo hidropónico se va a utilizar. Este paso está muy ligado a la viabilidad económica del proyecto y a la especie de planta escogida ya que diferentes tipos de planta en diferentes climas requieren de distintos sistemas. Los materiales requeridos para construir un sistema también lo pueden hacer muy costoso y poco viable así sea la mejor opción desde un punto de vista técnico. En resumen escoger el mejor sistema, más barato posible es la mejor opción a la hora de determinar el sistema de cultivo hidropónico.

3. Diseñar y determinar los regímenes nutritivos : Una vez se ha diseñado el sistema que se va a utilizar y se ha escogido la planta que será cultivada se debe planear un régimen nutritivo que tenga en cuenta las diferentes etapas de crecimiento y las características de asimilación de nutrientes de la planta que se quiere cultivar. No es lo mismo cultivar una planta como la lechuga – que no da frutos – a cultivar una planta como el tomate cuyo objetivo es producir frutos en la mayor cantidad y con la mayor calidad posible.

4. Realizar una prueba a pequeña escala : Este es quiza el punto donde fallan la mayoría de las empresas hidropónicas que no logran obtener buenos resultados. Lo más importante a la hora de empezar un cultivo hidropónico comercial o un cultivo hidropónico de tamaño importante es realizar un estudio piloto a pequeña escala para ver si las propuestas hechas en los pasos anteriores si son en realidad viables bajo las condiciones ambientales propuestas. Muchas veces la experiencia en distintos climas, terrenos o países no es directamente transferible a las condiciones en las que se desea realizar el cultivo y asumir que esto se puede hacer antes de tener resultados a pequeña escala es un grave error.

5. Corregir los problemas de la pequeña escala y ampliar en factores de 2. Una vez se realiza una prueba a pequeña escala se vuelve mucho más fácil el ver los errores que existen en la práctica. Si estos errores ya han sido detectados se pueden entonces corregir para poder tener un cultivo exitoso. Después de haberse corregido los errores se puede entonces proceder a ampliar el cultivo al doble de su tamaño repitiendo el proceso para poder abordar los distintos problemas que vayan surgiendo mientras se va ampliando la escala de aplicación.

Es importante tener en cuenta que seguir los pasos determinados anteriormente no garantiza el éxito, sin embargo la probabilidad de fracasar disminuye significativamente cuando los problemas se aproximan de una manera metódica y con un plan claro en mente. Para adquirir más conocimiento sobre los pasos anteriores y poder empezar tu primer cultivo hidropónico con una mayor probabilidad de éxito toma el curso de 10 horas gratuito disponible mediante un link en el menu situado en la parte izquierda de la página.

Gracias: http://www.greenlamp.es

{ 0 comments }

Muchos de ustedes deben saber que es posible sustituir al sol para lograr cultivar plantas en sotanos, closets u otros espacios sin luz al interior de nuestras viviendas. Obviamente no es tan fácil de hacer, o mejor dicho, no es tan barato hacerlo, ya que el sol provee una inmensa cantidad de energía que es muy difícil suplir artificialmente.
-
Las plantas no solamente requieren de luz, sino que necesitan que la luz sea de espectro completo o por lo menos que provea todos los “colores” que la planta necesita. Un bombillo de sodio por ejemplo, provee simplemente la luz que da la emisión espectral del sodio que no es un espectro completo. Los bombillos ahorradores de luz blanca o amarilla tampoco son de espectro completo por lo que no se puede ahorrar utilizando estos bombillos de 10-20W. Aunque si es cierto, que estos bombillos pueden usarse cómo suplemento, no en ausencia de luz natural, en el crecimiento temprano de algunas plantas cómo el tomate.

-
Una planta con requerimientos altos de luz, por ejemplo un tomate, ají o similar, requiere de un bombillo de espectro completo de 1000W para poder sobrevivir. Un bombillo que generalmente es de haluro metálico (a pesar de que encazadores de mitos tengan el descaro de traducir “metal halide” como hálido de metal !). Este bombillo debe estar prendido a unos 30 centímetros de la planta (para no quemarla!) durante al menos unas 16 horas diarias. En mi caso, esto representaría casi doblar mi cuenta de luz por cada planta de tomate sembrada al interior de mi casa!
-
Pero no os preocupeis que la electrónica viene ahora al rescate. Uno de los mejores inventos de la electrónica, el LED (light emitting diode), tiene la capacidad de proveer a las plantas con luz solamente de los “colores” que necesitan. Esto es además, junto con un ahorro gigante de energía debido a que los LEDs son muy eficientes a la hora de transformar la energía eléctrica en luz. El resultado, son lámparas que consumen tan solo 20-30W y suministran luz suficiente como para cultivar plantas con altos requerimientos de luz.
-
Lamentablemente, estas lámparas son muy difíciles de conseguir en los países latinoamericanos por lo que deben importarse individualmente. Espero que este artículo le haya sido de utilidad a aquellos que les interese el cultivo hidropónico en ausencia del sol!

{ 0 comments }